Rejuvenecimiento
Facial

 

Las causas del envejecimiento facial son múltiples en mujeres y hombres.

Tienen impacto relevante la genética, el stress, la exposición solar y habito de fumar u otros tóxicos entre otros factores.

El resultado es la profundización de las arrugas o líneas de expresión normales, un aumento de la flaccidez de la piel, la perdida de tono de los músculos faciales, cambios en cantidad y distribución de la grasa facial y cambios inclusive en la estructura ósea de la cara.



Las técnicas de rejuvenecimiento facial buscan contrarrestar estos factores de envejecimiento según la edad. Se enfocan en tratar la tensión del sistema muscular, allanar las arrugas, elevar o redistribuir la grasa facial y ascender y recortar el exceso de piel buscando un rostro más juvenil.

Las técnicas para lograr este fin son múltiples y dependen del grado de envejecimiento facial.

En las personas con grados más leves, con la aparición de las primeras arrugas faciales, pero que conservan buena calidad de la piel pueden rejuvenecerse con técnicas mínimamente invasivas como la toxina botulínica, los rellenos como el ácido hialurónico o la aplicación de hilos tensores, todas los cuales son procedimientos transitorios y duran algunos meses y es necesario repetirlos para mantener el efecto. La gran ventaja de ellos es que son de bajo riesgo, mínimamente invasivos, de relativamente rápida recuperación y sin cicatrices.

En las personas con grados moderados de envejecimiento, cuando la piel comienza a presentar arrugas algo más profundas, pero sin que aparezca flaccidez, se pueden sumar técnicas de mediana complejidad como el plasma rico en plaquetas (PRP) o los micro-injertos de tejido adiposo propio, los cuales se aplican a nivel de las arrugas y dentro y debajo de la dermis. Estas técnicas, fundamentalmente los microinjertos adiposos, son un poco mas complejas. El PRP tiene que realizarse en condiciones óptimas de asepsia por personal entrenado. Los microinjertos de tejido adiposo propio, son un pequeño escalón mayor en complejidad y deben realizarse en una sala de cirugía, bajo estrictas condiciones de asepsia, pero se pueden realizar bajo anestesia local con o sin sedación. Esta técnica es muy útil para tratar grandes extensiones y produce un efecto beneficioso notable, que se investiga a nivel global, el efecto beneficioso de las células madre en el tejido adiposo propio. Los injertos de tejido adiposo, producen una franca mejoría en la calidad de la piel, devolviendo el volumen, el trofismo cutáneo y aumentando la circulación subcutánea.

En las personas con grados más acentuados de envejecimiento facial, cuando se suma flaccidez cutánea con profundización de las arrugas frontales, descenso de las cejas, arrugas perioculares acentuadas (patas de gallo), profundización de las ojeras, descenso de la grasa del pómulo, profundización de los pliegues entre la nariz y la boca (nasolabiales), flaccidez y exceso de la piel sobre el reborde de la mandíbula con perdida del contorno mandibular y aumento de la papada, en esos casos tiene especial indicación la cirugía, siendo múltiples las técnicas para tratar estos problemas como el lifting frontal, lifting de cejas, el lifting facial y o cervical y la cirugía de rejuvenecimiento palpebral o blefaroplastias.

Estas técnicas involucran conceptualmente un procedimiento quirúrgico, que nosotros realizamos bajo anestesia general, en un centro quirúrgico a veces ambulatorio y otras requieren de un día de internación.

En cualquiera de estos casos es muy importante que los pacientes tengan expectativas realistas antes de someterse a una cirugía para estar satisfechos con sus resultados ya que esta técnica si bien mejora notablemente el aspecto de la cara, es imposible devolver la calidad de los tejidos a cuando la persona tenía 20 años.

Nuestra filosofía, para cualquiera de las etapas que la persona atraviesa, es realizar tratamientos efectivos pero sutiles, lograr mejoras notables pero naturales, devolver la armonía manteniendo los rasgos naturales y evitando rasgos exagerados e inestéticos. Concebimos la belleza manteniendo la forma, tamaños y rasgos totalmente naturales de la persona, pero nunca exagerando rasgos o volúmenes, que no solo nada tienen que ver con la persona, sino que muchas veces son antinaturales e inestéticos.

Lifting Facial

Lifting Facial, tratamiento del envejecimiento y la flaccidez facial.