Plastia de Muslos

Remodelación de los Muslos

Cuando nuestros muslos se vuelven menos atractivos?

El embarazo, el envejecimiento pero especialmente el adelgazamiento intenso, pueden determinar la aparición y aumento de flaccidez en los muslos, lo cual es especialmente evidente en su cara interna, en la entrepierna, pero puede comprometer diferentes sectores del muslo.

Qué es la plastia de muslos?

La plastia de muslos o lifting de muslos tiene como objetivo devolver el volumen más delgado, tensando la piel, eliminando la flaccidez y devolviendo el contorno y las proporcionales normales.

Como mencionamos en otros temas, estos procedimientos no tienen como objetivo la pérdida de peso sino que son procedimientos para remodelar. Por ello, este procedimiento es recomendado en aquellos pacientes que están próximos o en su peso ideal, destacando que es fundamental mantener una alimentación equilibrada y ejercicios regulares para lograr defectos duraderos

Técnica de plastia de muslos

La técnica quirúrgica puede ser de tres tipos, dependiendo del grado y de la ubicación de la flaccidez: interna, externa o bilateral. La incisiones y por ende las cicatrices se sitúan en pliegues o zonas ocultas, como la ingle o muy ocultos en el surco a nivel de la raíz interna de la pierna próximo al periné. La piel se libera frecuentemente auxiliada por una lipoaspiración profunda, de esa manera se tensa y se retira el exceso de piel y grasa. Las suturas las realizamos con suturas subcutáneas e intradérmicas con hilos reabsorbibles para no tener que retirar los puntos posteriormente.

En general intentamos no dejar drenajes aspirativos, aunque en algunos casos requiere la colocación de los mismos.

Características del procedimiento

El procedimiento de plastia o lifting de muslos se realiza bajo anestesia general o raquídea para mayor confort del paciente. Lo realizamos en un block quirúrgico, en el contexto de un centro con todos los elementos de bioseguridad.

Postoperatorio y recuperación

En el postoperatorio se indica reposo relativo, con los muslos elevados y el uso de prendas compresivas.

La higiene y desinfección en esas zonas tiene que ser muy cuidada.

Es habitual algo de dolor y molestias los primeros 2 o 3 días pero calman con analgésicos comunes. El edema o inflamación es máxima en los primeros 2 o 3 días y disminuye de forma significativa luego del 7mo. al 10mo. día. Los moretones como siempre pueden aparecer y duran aproximadamente 3 a 4 semanas.

No recomendamos a los pacientes regresar al trabajo hasta luego de la 3ra. semana y los deportes intensos luego del 2do. mes.