Estética del Contorno Corporal

 

Conceptos Generales

Las alteraciones estéticas del contorno corporal pueden tener múltiples causas tanto en hombres como en mujeres. Las causas de dichas alteraciones del contorno corporal son de causa genética, por la distensión de los tejidos durante el embarazo y la lactancia, por alteraciones metabólicas, sedentarismo y mala alimentación. Sin duda que el propio paso de los años, la pérdida de elasticidad de los tejidos y los cambios hormonales que van apareciendo y determinan cambios en el depósito de grasa en el cuerpo también determinan alteraciones estéticas del contorno corporal.

En este sentido podemos ver diferentes grados de afectación según la complexión natural de la persona, su edad, hábitos y patologías asociadas.

Según nuestra concepción y filosofía, para recuperar y mantener la estética del contorno corporal, los procedimientos quirúrgicos no deben ser considerados procedimientos para adelgazar, sino solo para remodelar. En caso de operar personas con marcado sobrepeso, los resultados estéticos no son óptimos y resultan poco duraderos.

Por ello es que el concepto más importante es que la persona debe primero realizar un verdadero cambio de hábitos y de metabolismo. Por ello es fundamental que se motive a cambiar a una alimentación balanceada y saludable siguiendo el consejo de un Nutricionista y que comience a realizar ejercicio regular, preferentemente siguiendo el consejo de un Entrenador Profesional. Esto es lo más importante ya que no solo logra remover naturalmente los depósitos de grasa, tonifica los músculos y mejora el contorno corporal, sino que además promueve la liberación de endorfinas que mejoran el estado anímico en general.

Cuando el paciente logra un re-equilibrar su organismo es cuando es un candidato óptimo para cirugía del contorno corporal.

Los procedimientos de remodelación y armonización del contorno corporal son múltiples.

En pacientes jóvenes, con escasas zonas de tejido adiposo localizadas, la lipoaspiración o lipoescultura, es el procedimiento de elección.

En caso que el paciente tenga un exceso de piel en el abdomen, relacionada al adelgazamiento o luego del parto, la abdominoplastia o dermolipectomia es el procedimiento que restablece la estética logrando eliminar el exceso de piel y tejido adiposo, aplanando el abdomen y tallando la cintura.

En algunos casos la piel de los muslos, especialmente en la entrepierna, puede sobrar o quedar redundante para lo cual se puede realizar un lifting de muslos, en general asociado a una lipoaspiración.

Otra zona que se afecta luego de haber adelgazado o con la edad es la cara interna de los brazos, cuya piel queda fláccida y cuelga dando un aspecto a los brazos muy inestético. Para esto existe una técnica quirúrgica llamada braquioplastia la cual elimina el exceso de piel y grasa.