Abdominoplastia

Dermolipectomia

Cuando nuestro abdomen se vuelve menos atractivo?

La forma del abdomen puede alterarse o ser poco atractivo por múltiples motivos. La genética y complexión natural de las personas resulta un factor clave. Pero también son sumamente importantes y fundamentales los hábitos de la persona. El sobrepeso y posterior adelgazamiento tanto en hombres como en mujeres, la falta de ejercicio regular y una mala alimentación, son factores que llevan a un abdomen poco atractivo. Es por ello indispensable que, previo a cualquier procedimiento quirúrgico de remodelación corporal, la persona haga un cambio radical para mejorar sus hábitos de ejercicio y alimenticios ya que de esa forma se logran resultados óptimos y duraderos. En las mujeres, los embarazos, generan una distensión de los tejidos que pueden determinar posteriormente una importante flaccidez cutánea y estrías, lo cual también lleva a un abdomen menos atractivo.

Por ello este procedimiento no se recomienda a las mujeres que planean quedar embarazadas.

Tampoco se recomienda en pacientes que requieren perder mucho peso, ya que la piel en el área abdominal generalmente se afloja posterior al adelgazamiento.

Que es la abdominoplastia?



La abdominoplastia, aplicada tanto en mujeres como en hombres, constituye un procedimiento quirúrgico usado para aplanar el abdomen, moldear la silueta y tallar la cintura, intentando devolver los contornos naturales armónicos del cuerpo.

Estos objetivos se logran eliminando el exceso de grasa y piel, juntando los músculos abdominales para lograr un abdomen plano y tallar la cintura. Como mencionamos en el capítulo de estética del contorno corporal, este procedimiento no es un procedimiento para adelgazar (ya que el adelgazamiento verdadero se debe buscar por cambios de hábitos alimentarios y de ejercicio), sino para remodelar. Este procedimiento lograría completar la armonía y estética corporal al final del proceso de adelgazamiento.

Técnica de abdominoplastia

El procedimiento debe ser personalizado para cada paciente para obtener resultados estéticos óptimos. Esto se logra mediante una correcta valoración preoperatoria.

La incisión tiene forma de huso desde aproximadamente las crestas iliacas, pasando por el pubis, de tal forma que queda lo suficientemente baja como para que la ropa interior o incluso un bikini oculte la cicatriz. Se pueden concebir 2 principales tipos de abdominoplastia, también llamada dermolipectomia:

- En pacientes con escasa piel sobrante, se realiza una mini-abdominoplastia, en la que se retira solo algo de piel y tejido adiposo sobrante del sector más inferior del abdomen y no se toca el ombligo. En estos casos se puede lograr una cicatriz más corta.

- En pacientes con mucha piel sobrante, se realiza una abdominoplastia convencional, donde se debe necesariamente retirar la piel y el tejido adiposo del abdomen inferior incluyendo el ombligo, para posteriormente realizar un nuevo ombligo. En estos casos las cicatrices son más largas, es decir, que cuanto mayor piel sobra, más larga debe que ser la incisión y por ende la cicatriz, para poder retirar correctamente toda la piel y grasa sobrante.

En cualquiera de los casos se puede realizar una aproximación (plicatura) de los músculos rectos, es decir, juntarlos nuevamente contra la línea media con el fin de aplanar el abdomen y eventualmente tallar la cintura.

Características del procedimiento

Este procedimiento se realiza en una sala de cirugía, bajo anestesia general, ambulatorio, en un block quirúrgico, en el contexto de un centro con todos los elementos de bioseguridad. De forma opcional, el paciente puede quedar internado por 24 hs.

Realizamos suturas reabsorbibles intradérmicas con lo cual se evita en el postoperatorio retirar puntos. Con el tiempo las cicatrices madurarán y tenderán a desvanecerse.

Postoperatorio y recuperación

En el postoperatorio se debe utilizar una faja compresiva y realizar reposo relativo. El paciente experimenta dolor de intensidad variable, según la persona, durante los primeros 2 a 3 días. De cualquier forma este dolor inicial calma con analgésicos comunes y disminuye francamente en los días sucesivos.

El tiempo de recuperación para llevar una vida normal puede llevar aproximadamente de 3 a 4 semanas y para realizar deportes intensos aproximadamente 2 meses.

Para finalizar debemos nuevamente recalcar, que para lograr efectos duraderos, este tratamiento debe seguir los conceptos mencionados anteriormente respecto a los cambios de hábito previos a la cirugía siguiendo una dieta equilibrada y ejercicio regular.

Abdominoplastia

Indicaciones y técnicas de plastia de abdomen

Ver Video